Ley de Imprenta

http://www.youtube.com/user/lucesdelsiglotvc

 

Salvo la derogación de los artículos 1º y 31 de la Ley de Imprenta el 11 de enero del 212, con que se despenalizó la calumnia, injuria y difamación, esta ley no había sido tocada nunca desde su concepción el 12 de abril de 1917. Pero, ¿llegó el momento para iniciar la actualización de la normativa? No lo creo, por lo complicado para los políticos es encarar el tema.

Muchos especialistas han abordado el asunto, entre ellos aparece Raúl Trejo Delarbre, periodista e investigador, dice que esa ley no se acata casi nunca en México, sigue “suspendida en el limbo de la inutilidad y el miedo a legislar” para su actualización porque en aquellos tiempos de su nacimiento obedeció “a las discordias políticas y a la debilidad de la sociedad cuando todavía no se cumplían dos décadas de este siglo XX”.

Esa ley contiene la prerrogativa a la sociedad mexicana: el derecho de réplica que casi ningún diario y revista lo respeta, a pesar de la ordenanza de rectificar al día siguiente luego de una publicación en agravio de alguien y el espacio a disponerse será “en el mismo lugar y con la misma clase de letra y demás particularidades”.

Con esto, muchos periódicos, radio y televisión, violentan a diario el artículo 6º constitucional que expone que la libertad de expresión es “la manifestación de las ideas (que) no será objeto de ninguna inquisición judicial o administrativa, sino en el caso de que ataque a la moral, los derechos de tercero, provoque algún delito, o perturbe el orden público; el derecho de réplica será ejercido en los términos dispuestos por la ley. El derecho a la información será garantizado por el Estado”.

En la región se recuerda el polémico caso de la revista Luces del Siglo cuando fue suplantada la edición número 438 hace un año por un presunto grupo vinculado al gobierno de Quintana Roo, luego de dura crítica de la editorial en sus ediciones anteriores sobre el sobreendeudamiento por 13 mil millones de pesos la entidad por parte del hoy senador Félix González Canto, durante su sexenio.

Semanas antes había sido atacada por varios frentes (periódicos) a la presidente de la casa editora, Norma Madero, con imágenes grotescas, con evidente venganza desde el poder. A partir de ahí la periodista y el grupo editorial tomaron acciones concretas al denunciar a los presuntos responsables, se mencionaron sus nombres el citado legislador y su sucesor Roberto Borge Angulo.

Ha sido común en los medios de la entidad recurrir a las falsas denuncias y amagues editoriales en contra de empresas y cadenas comerciales para lograr acuerdos de publicidad. Sucede lo mismo con gobiernos municipales, ahí están las víctimas: las alcaldesas Alicia Ricalde Magaña (hoy diputada federal), de Isla Mujeres, fue difamada por la diario La Respuesta; Edith Mendoza Pino, de Tulum, que finalmente fue a para a la cárcel por presunto peculado.

Este ejemplo es vinculante con hechos en otros estados y en la Ciudad de México, en donde se transmiten información masiva en cadenas de televisión, en muchas ocasiones distorsionada a la realidad. Vemos en la pantalla chica como algunas réplicas se dan de manera inapropiada.

Este fenómeno debe frenarse porque de continuar así estaría obligando a las víctimas a tomar decisiones propias, quienes lastimadas en su reputación, se trata a final de humanos que tienen emociones, las cuales sin control, pueden provocar consecuencias lamentables, y de eso el Estado es el único responsable sino corrigen reglas de conductas sancionables.

Reformar la ley en cuestión implica restituir la seriedad a la prensa mexicana, promover el trabajo del periodista con capacitación y adiestramiento para cumplir a cabalidad la encomienda de la libertad de expresión, la cual en estos tiempos está restringida por la fuerte actividad del narcotráfico en todo el país, que conmueve la conciencia nacional por la descomposición del tejido social ante la promoción de antivalores en los medios masivos de comunicación.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s