Artículos de la Constitución

Con la reforma al Artículo 73º constitucional el 6 de junio del 2012 y la legislación de la Ley del Periodista que entró en vigor el 25 de ese mismo mes, la Constitución Política de México formalizó la protección del ejercicio del periodismo en el país, cuya profesión hace referencia en ocho artículos constitucionales, en los cuales considera la libertad, obligación y responsabilidad de quien lo ejerce, pero no alcanza a dimensionar el trabajo especial de este grupo de profesionales de la pluma.

Se debe incorporar adiciones en la Carta Magna para que se vuelva mandato constitucional la capacitación y adiestramiento en estos tiempos de la multimedia a los reporteros, redactores y corresponsables; en que los gastos deben absorber las empresas editoras y rescatar al gremio del marasmo y abandono, por eso es irónico llamarle hoy a los periodistas como poseedor del “cuarto poder”

De acuerdo al Artículo 5º constitucional, el periodismo lo puede ejercer cualquier persona cuando cuenta con una certificación o profesión y también cuando se carece de ella, aunque esta misma consideración se tiene para el resto de actividades profesionales y labores.

En este punto prácticamente los trabajadores de los medios de comunicación no están siendo tomados en cuenta de forma particular sino que solamente se les contempla como parte de la fuerza de trabajo a quienes se les otorga el derecho de desempeñar alguna labor mediante el cual deben de percibir una remuneración raquítica para esta actividad no es suficiente.

El Artículo 6º constitucional, en su primer párrafo se enfoca un poco a la defensa de la labor de los comunicadores, ya que protege la manifestación de las ideas de forma pública, que es precisamente lo que la labor periodística promueve, con sus respectivas restricciones que contempla el respeto hacia los demás.

Contempla el derecho de réplica, en caso de que se afecten los derechos de terceros, mismo que debe de darse en los términos dispuestos por la ley en teoría, aunque a final de cuentas, de acuerdo con el periodismo que se practica casi de forma general en estos días, nunca se materializa dicho derecho, conforme a lo estipulado, esto debido en ocasiones al desconocimiento de los trabajadores de los medios o por la falta de voluntad de las autoridades para aplicar la ley.

Este artículo en la mayor parte de su extensión se enfoca a la defensa de los derechos de los ciudadanos para exigir información a las autoridades de los municipios, los estados y la federación, mediante principios y mecanismos estipulados, aunque deja entrever que esta obligatoriedad de las autoridades solamente se hace valida en la forma que a ellos mismos convenga.

El Artículo 7º constitucional refuerza la defensa o la protección del trabajo periodístico, determina la inviolabilidad de la libertad de escribir y publicar escritos sobre cualquier tema, sin que existan censuras de parte de ninguna ley o autoridad, además de que se establece que la impresión de los textos no deben de tener costo alguno, siempre y cuando se dé dentro de los límites del respeto a la vida privada, a la moral y a la paz pública.

Este artículo extrema las medidas de protección de la labor periodística al dejar abierta la creación de disposiciones para evitar que los escritores sean encarcelados, a menos de que se demuestre su respectiva responsabilidad.

Se otorgan todas las facilidades para que los trabajadores de la comunicación cuenten con esa autoridad, que en la mayor parte de las ocasiones, se usa de forma prepotente y para lograr beneficios personales o de grupo.

Pero también se da la autocensura, un fenómeno añejo pero arreció en los últimos tiempos por la actividad del narcotráfico, de hecho muchos medios masivos se pusieron de acuerdo para limitar la información sobre este tema. Esto ante los hechos violentos de los grupos delictivos, por ejemplo del Caso Televisa con la detención de vehículos con logotipos de esa empresa en Nicaragua, no se le da cobertura en el país.

De manera particular en Quintana Roo, los periodistas no solamente se autocensuran, sino que las empresas editoras no dan cobertura a temas como el sobreendeudamiento del gobierno estatal, y toda información que llega en redacción al respecto, simplemente son desechados, sólo están a la orden del poder para golpear, en cambio, a los gobiernos emanados de otras siglas partidistas.

EL DERECHO DE PETICION

Consagra en el Artículo 8º constitucional la garantía individual del derecho de petición en México; establece lineamientos sobre los cuales una persona puede y debe solicitar información.

Gracias a este artículo, cuando solicitas alguna información, la autoridad no puede quedarse callada, sin embargo, ante la ignorancia de las dos partes, hay muchos casos que no se atiende a pesar de los escritos. Como parte del gremio me ha tocado ver, especialmente a la gente humilde, sin capacidad económica para contratar asistencia jurídica.

Entonces se viola de manera contumaz esta garantía individual, por eso es recomendable se establezca despacho jurídico en cada municipio del país para velar la aplicación del mismo, así obligar por escrito la parte oficial de toda solicitud ciudadana.

No se utiliza la ventaja de la multimedia en las zonas urbanas, aunque para acceder a los sitios de transparencia se vuelve tal complicado y tardado que solo se fomenta el desinterés y el cansancio.

En el caso del periodista, en su mayoría, sin preparación ni conocimiento de ese “camino” formal para acceder a la información y poder ejercer la libertad de prensa.

NADIE PUEDE SER MOLESTADO

Aunque este el Artículo 16º constitucional de la constitución nos “protege”, hoy en día, principalmente en Cancún, es algo que aún no se ha podido garantizar.

¿Sabías que las revisiones de rutina cuando vas en la calle o en tu coche atentan contra lo que dice este artículo y son por lo tanto ilegales?

La ley establece en este artículo que nadie podrá ser molestado en su persona, familia, domicilio, papeles o posesiones. Solamente cuando la autoridad competente (un juez), tenga razones fundadas, argumentos que debe motivar legalmente y por escrito.

Es imperante la protección de este derecho de todos “Garantías de seguridad jurídica”

También habla del Derecho Fundamental a la libertad, es la regla general, la privación de la libertad es la excepción y ésta se da sólo en los casos de “Delito Flagrante, y el caso urgente”. Flagrancia cuando la persona es sorprendida en el momento de estar cometiendo el delito o en la persecución inmediata después de cometerlo. Por otra parte, la autoridad judicial nunca puede proceder de oficio al dictar una orden de captura o aprehensión, debe existir primero una denuncia, querella, acusación donde se señale el delito.

CONCESIONES DE BIENES NACIONALES

El artículo 27º constitucional establece lineamientos sobre la propiedad de las tierras y sus aguas comprendidas dentro del territorio mexicano, entonces el sistema de comunicaciones con las licitaciones de señales radioeléctricas de las grandes empresas como Televisa, Telcel, TV Azteca y otras, caen en monopolio, tema del cual se centra en el siguiente articulado.

También está en disputa los llamados de banda ancha de internet y de las señales televisivas con los grandes consorcios citados

PRACTICA MONOPÓLICA

El artículo 28 constitucional que prohíbe las prácticas monopólicas en telecomunicaciones, en comercio de artículos de consumo y de servicio, pero en realidad está lejos de su verdadera aplicación a favor de los consumidores, ahí están los casos del duopolio televisivo Televisa, TV Azteca.

Sin embargo, la primera resolución de la Comisión Federal de Competencia (CFC) en 2013 impuso la segunda multa por 53.8 millones de pesos a Televisa por incumplir condiciones para adquirir el 49% acciones de la empresa Cablevisión de Monterrey.

Esta sanción al consorcio parece un juego, mientras el Estado no decide aplicar ese artículo con la apertura de otros canales televisivos, luego del intento verbal del ex presidente Felipe Calderón, habrá que esperar si en realidad el jefe del ejecutivo federal, Enrique Peña Nieto, tiene las agallas para su cumplir ese pendiente.

Mientras, el listado de monopolios esta por todos lados, podemos mencionar a las empresas como la panificadora Bimbo, la telefónica Telmex-Telcel, la camionera ADO, entre otras. No hay castigo severo a estos monopolios que habla la ley.

ALTOS SALARIOS DE POLÍTICOS

El presidente Felipe Calderón citó el 21 de agosto del 2009, durante la firma del decreto de reforma constitución en materia de remuneraciones de los servidores públicos que establece topes de salarios de los funcionarios para frenar la discrecionalidad, y citó la reflexión de Benito Juárez: “bajo el sistema federativo, los funcionarios públicos no pueden disponer de las rentas sin responsabilidad, no pueden gobernar impulsos de una voluntad caprichosa”.

El artículo 123 constitucional establece ocho horas de trabajo para la clase trabajadora, pero para los servidores públicos a sus anchas, se sirven con la “cuchara grande”, ahí están los salarios insultantes de varios gobernadores y dispendio general. No hay ningún castigo a ellos.

Mientras el salario profesional de los periodistas establece salario de un “reportero A” en prensa diaria a 194.01 pesos en zona A y a 183.61 en zona B, en México. En realidad esta cifra no representa medios para realizar un trabajo eficiente del profesional de la pluma, apenas saldría para la alimentación y los gastos de traslado, simplemente no da para más.

Sin embargo, no es argumento estas circunstancias para muchos colegas, se sujetan al Código de Ética pero otros caen al chantaje de funcionarios y empresas, una malas praxis tan conocidas.

La Ley Federal de Trabajos no favorece al periodista en los hechos; pocos contratos (si es que existen) se respetan. Algunos colegas enfrente un despido injustificado cuando ya no les sirve a la empresa. Otros carecen de toda prestación de ley, reparto de utilidades, ahorros. Los editoriales no capacitan a sus reporteros, especialmente relacionado a estos tiempos del multimedio.

La Sociedad Interamericana de Prensa (SIP) señala que el periodista la llamada Sociedad de la Información que ocurren a una velocidad vertiginosa con “el uso de blogosfera, periodismo participativo”, y esto lo tendría desarrollar al profesional con propios medios, ante las herramientas a la mano con internet.

Colegio de Ciencias de la Comunicación y Periodismo (CCYP)

NOMBRE DEL ALUMNO:

Ovidio López Méndez

NOMBRE DEL CATEDRÁTICO:

Licenciado Alfredo Patiño

MATERIA:

Marco Jurídico de Medios

TEMA:

Reflexión y crítica de los artículos 5º, 6º, 7º, 8º, 16º, 27º, 28º y 123º constitucionales

SEMESTRE:

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s